Garavano: “Tengo esperanzas de que Maldonado esté con vida”

El ministro de Justicia desligó a los funcionarios judiciales de poseer vínculos políticos con Cambiemos. “Es importante señalar que estos fiscales y el juez no son personas que tienen vínculos con el Gobierno, sino más bien el contrario, y por eso está garantizado que se lleve adelante la investigación”, sostuvo.

“Tengo esperanzas de que Santiago Maldonado esté con vida”. Germán Garavano alertó por el lento “avance” de la investigación judicial sobre la desaparición forzada del joven y destacó la “celeridad” que requieren este tipo de causas.”No nos corresponden a nosotros fijar hipótesis en este momento. Sí tenemos conocimiento que la causa está bajo secreto de sumario, y deben estar llevando adelante medidas. La Secretaría de DDHH ha recibido informes del juez y la fiscalía, para dar intervención tanto a la CIDH, como del grupo de la ONU, y de esos informes se desprenden una actividad muy fuerte, incluso requiriendo colaboración internacional”, resaltó Garavano a radio La Red.

“Tengo esperanzas de que está con vida, y en eso se basa la celeridad con la que hay que llevar adelante esta investigación y se requiere”, añadió.

Para el ministro, por ahora no se sabe qué fue lo pasó. “Es una situación muy complicada. Hay un juez (Guido Otranto) y tres fiscales que están interviniendo: la fiscal de la zona (Silvina Ávila), que es interina; la Procuvin (Félix Croux), que es una procuraduría especializada en violencia institucional; y está interviniendo la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas (FIA, Sergio Rodríguez) por el sumario administrativo que se lleva adelante en el Ministerio de Seguridad por la actuación de los gendarmes”, detalló el titular de la cartera de Justicia y DDHH a radio Mitre.

Al ser consultado por el trámite judicial para dar con el paradero de Maldonado, manifestó: “La información que nosotros tenemos (en el Gobierno) indica que no ha habido avances. El juez y los fiscales están llevando adelante distintas tareas de investigación, la causa está en secreto de sumario y hay medidas que estarán desarrollando, que nosotros desconocemos. Estamos a la espera de la resolución y al menos la claridad en relación a qué fue lo que pasó, si intervino como dicen algunos testigos o personas, porque técnicamente no han declarado como testigos en el expediente, si la Gendarmería intervino en el hecho o eso no se verifica y hay que buscar otras hipótesis”.

En esa línea, Garavano coincidió con el cambio de carátula a desaparición forzada, aunque aclaró que no es una decisión arbitraria del Poder Ejecutivo, sino que está contemplada en tratados internacionales y jurisprudencia. “Hay algunas recomendaciones tanto de Naciones Unidas como la CIDH de que en caso de duda uno tiene que investigar el hecho como si fuera una desaparición forzada. Esto implica que la fuerza de seguridad que intervino no vuelve a intervenir y así está sucediendo. La Gendarmería ya hace tiempo que no interviene en el expediente, sino que intervienen otras fuerzas federales”.

El ministro explicó que esta medida obliga al magistrado y a las fuerzas que sí participan de la pesquisa a tomar “recaudos adicionales” en relación a testigos y a otros participantes. “Hemos puesto a disposición el Programa de Protección de Testigos que funciona en la órbita del Ministerio a mi cargo, pero todavía no hemos recibido ningún pedido de protección de testigo en la órbita de ese programa”, señaló. “Son precauciones que hay que tomar para no afectar la investigación por parte del Estado, y por el contrario, facilitar la tarea”, agregó el funcionario.

Ante la difusión de supuestos actos vandálicos atribuidos a integrantes de la comunidad mapuche, Garavano pidió “distinguir” entre las diversas agrupaciones que los representan. “Hay comunidades instaladas que requieren de todo nuestro apoyo. Desde el Ministerio de Justicia trabaja con ellos el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, que antes estaba en Desarrollo Social y ahora está en la Secretaría de Derechos Humanos, porque entiende las reivindicaciones y los problemas de los pueblos originarios como un tema de necesidad de reivindicar derechos. Y otra cosa son estos grupos violentos que ya en Chile han estado durante muchos años muchos hechos de violencia que también están repitiendo en Argentina, que nosotros entendemos que son personas que cometen delitos y por ende delincuentes”.

Garavano recordó que durante su tarea como fiscal de general de la Ciudad de Buenos Aires la Justicia chilena le solicitó colaboración en algunas investigaciones. “En Chile han sido más violentas que en Argentina este tipo de situaciones. Siendo fiscal recibimos pedidos de colaboración de la fiscalía nacional de Chile, durante el gobierno anterior donde el Gobierno nacional no colaboraba. Hoy los dos países tienen claro que la violencia y el delito no se pueden tolerar”, expresó y confirmó que “se ha pedido colaboración” al país trasandino “en relación a varias de las cuestiones vinculadas al caso Maldonado”.

El ministro insistió que el cambio de carátula a desaparición forzada fue una sentencia de la Justicia y lo comparó sorpresivamente con la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Lo que dicen los tratados internacionales, la jurisprudencia de los organismos vinculados a esta temática es que en caso de que haya sospecha de que pueda tratarse de una desaparición forzada el caso debe ser investigado de esa manera. Es similar a lo que debiera haber sido la investigación del caso Nisman. Cuando uno no verifica un suicidio debe investigarlo como si fuera un homicidio”, consideró.

Por último, remarcó que la Gendarmería ya no investiga la desaparición, sino que participa la Policía Federal y la Prefectura y desligó a los funcionarios judiciales de poseer vínculos políticos con Cambiemos. “Es importante señalar que estos fiscales y el juez no son personas que tienen vínculos con el Gobierno, sino más bien el contrario, y por eso está garantizado que se lleve adelante la investigación”, sostuvo.

Por otra parte, en diálogo con radio La Red, el ministro denunció una “ausencia de colaboración” de “sectores” de la comunidad mapuches en la búsqueda de Maldonado. “No han permitido ingresar a lugares por cuestiones sagradas, y así se lo han planteado y consta en los informes. Están llevando adelante la investigación con pocos elementos y mucha confusión. A veces en los medios se filtra información que no es exacta, y a veces falsa”, aseguró, y reveló que “hay un relato sobre prendas y donde vivía él” que es anormal.

Además, aprovechó para fustigar a las entidades de los derechos humanos que reclaman la aparición con vida de Santiago y se reunieron con el Gobierno. “Tiene que ver con la campaña. Es una pena que los organismos de DDHH, que sabemos algunos tiene afinidad con la expresidenta y el Gobierno anterior, que se sabe que esto los termina desprestigiando. La gente se da cuenta, una cosa es la desaparición que nos preocupa a todos y estamos tratando de hacer un esfuerzo para que se soluciones, y otra es el aprovechamiento político de esta situación”, evaluó.

Garavano ratificó que el Poder Ejecutivo podría pedir convertirse en querellante en la causa. “La Secretaría de DDHH lo está evaluando. La contradicción surge mucho, incluso pasó con la desaparición de Julio López, donde la Secretaría se constituyó como querellante donde hay delitos donde en principio hay responsabilidad del Estado, ahí no habría contradicción”.

Comentarios

comentarios

Baires Ciudad 2012 - 2013. Todos los derechos reservados. Contacto: redaccion@bairesciudad.com.ar