“Tres centristas felices”, por Jorge AsA?s

Asis Jorge

Conmueven. Los tres quedan conformes, contentos, felices. EufA?ricos se abrazan, se besan, impera la auto-justificaciA?n entre los cA?nticos. En Costa Salguero, en el Luna Park, o en el Tigre.

En efecto, la pedanterA?a electoral de las PASO transcurre, para la persistente miniserie, sin novedades significativas.

Primero Daniel, LA?der de la LA?nea Aire y Sol, que no llega al 40. AraA?a los 38. Segundo Mauricio, El A?ngel Exterminador, que pasa los 30 y se acerca al objetivo del ballotage. Tercero Sergio, El Renovador de la Permanencia, que supera los 20, y emerge, en la distancia, como la fuerza sustancial.

La potencialidad de Sergio puede inclinar la balanza a favor o en contra de Daniel o Mauricio.

Los polarizadores -Daniel y Mauricio- dependen, en cierto modo, del polarizado.
De los sufragios que deben pescar en el muelle de Sergio. Es el polarizado que mA?s resistiA? la compulsiva polarizaciA?n.

Absorciones y abducciones

Al costado del camino queda Ernesto Sanz, Eterna Esperanza Blanca, el radical absorbido. Y la coalicionista absorbida, la seA?ora Elisa CarriA?. La Demoledora.

Ambos -Ernesto y Elisa- para constar en actas le plantaron inA?til competencia a Mauricio. Es quien los absorbe.

Aunque en realidad, con suerte relativa, ambos confrontaban con la seA?ora Margarita Stolbizer, La Vecina Amable, la A?nica que resistiA? la abducciA?n.

a??Para las PASO votamos a Sanza??, confiesa el militante de la Franja Morada, expresiA?n universitaria del radicalismo. a??Pero para las presidenciales vamos todos con Margaritaa??, agrega. Por Stolbizer. Como si hubiera prendido la fA?rmula Lousteau, El Personaje de Wilde.

Para Mauricio resulta fundamental contener, en adelante, esos 4 o 5 puntos esquivos de los radicales que les duele, y no terminan de dejarse absorber.

Para consolidarse en su funciA?n de A?rbitro, Sergio debe enfrentar una problemA?tica similar. Le ganA? la elecciA?n de potrero a JosA? Manuel De la Sota, El Cuarto Hombre, que sorprende al mantener sus 8 puntos y consolidar su vigencia en CA?rdoba. Sin embargo le queda ahora a Sergio el desafA?o de retener los votos de De la Sota. Para que Daniel no se los absorba.

Conste que son sufragios de los peronistas crA?ticos del kirchnerismo, que perfectamente pueden desembocar en Scioli.

Ya que el kirchnerismo, en adelante, es un complemento que no controla siquiera Santa Cruz.

Bipartidismo fragmentado

En la Argentina, en el fondo, aun existe el bipartidismo, aunque fragmentado. Como si se votara peronista o radical.

Aunque el radicalismo institucional haya sido abducido por el ascendente partido vecinal PRO. Para conformar, con concesiva diplomacia, el colectivo Cambiemos.

Otra propuesta que se suma a los frondosos escenarios de centro. Ya que resiste una izquierda esclarecida y minoritaria, pero aquA?, en la prA?ctica, no existe la derecha. Es un territorio libre de derecha. Nadie habla de la antigualla de la economA?a abierta, de las fenecidas privatizaciones, o de la ficciA?n del libre mercado. Temas efectivamente maldecidos que se unifican con el concepto mA?s nocivo, el neo-liberalismo. Pese a los fracasados intentos de La Doctora por transformarlo, a Mauricio, en el representante de la derecha que tanto necesita. Para fundamentar que ella estA? situada a la izquierda de algo, vaya a saberse de quA?.

En este bipartidismo fragmentado Mauricio produjo un cambio inadvertido pero astuto. AbandonA? la ilusiA?n de ser el candidato cautivador de los peronistas, para inclinarse por las bondades del bando radical. Donde, por la suma de desertificaciones, es mucho mA?s A?til. AcertA?.

Mauricio les sacA? los votantes que los radicales creA?an mantener conservados en la heladera. Entonces, para acercarse al tradicional electorado perdido, para reconquistarlo, los dirigentes radicales no tuvieron otra alternativa que rendirse. Y proseguir la conducciA?n estratA?gica de la seA?ora CarriA?. Al demoler el colectivo de Los 5 Latinos de UNEN (cliquear), con los mormones del socialismo incluidos, para construir el Colectivo Cambiemos. Es decir, abandonar el progresismo presentable de centro izquierda, para instalarse, con comodidad, en el centro, asA? los radicales en Cambiemos sean complementarios.

El bipartidismo fragmentado se pone tambiA?n interesante para la persistencia cultural del peronismo.
Junto a una conjunciA?n de sellos buscapinas, el PJ Vegetal es la fuerza principal del Frente para la Victoria, que hoy roza los 38 puntos.

Pero los fragmentos peronistas se encuentran diseminados entre los 20 puntos de la improvisaciA?n UNA. Es la estructura artificial de Sergio y De la Sota.

Pero tambiA?n se encuentra en el alucinante partidito de Adolfo RodrA?guez Saa, El Alma de la Puntanidad.
Son los peronistas crA?ticos distanciados del kirchnerismo. En aquel tramo donde se podA?a ser, a la vez, peronista y -en simultA?neo- antikirchnerista.

Complejidad que cuesta explicar, en el paA?s donde el que explica pierde. Pero que conserva los 22 o 24 puntos que Daniel, si no quiere arriesgarse a sucumbir en el ballotage, debe esforzarse en recuperar.

AquA? debe resaltarse que el antikirchnerismo salvaje se transformA?, en su tonterA?a, directamente en antiperonismo. Carece de sutilezas. Y en apariencia los pone, a los peronistas crA?ticos del kirchnerismo, en una situaciA?n incA?moda. Porque distan de coincidir con el antiperonismo mA?s ciego de quienes los identifican, sin miramientos, con los kirchneristas. Sin matices diferenciadores. Porque, lo que agota, es el peronismo (leer Fernando Iglesias o Silvia Mercado).

El fenA?meno no deja de ser curioso. Ni llamativo. Es el creciente antiperonismo de los radicalizados lo que mA?s puede acercar, a Daniel, a los peronistas crA?ticos del kirchnerismo.

Efecto AnA?bal

?Al cierre del despacho aA?n no se conocen resultados definitivos en La Provincia Inviable. Buenos Aires. Los nA?meros disponibles permiten registrar una formidable elecciA?n de la seA?ora MarA?a Eugenia Vidal, La Chica del Flores de Girondo. Baluarte oxigenante de Cambiemos. Y muestra tambiA?n la recuperaciA?n de Sergio, a travA?s de Felipe SolA?, La Cigarra.

Pero marcan tambiA?n una ajustada victoria de AnA?bal, El Neo Corach, sobre DomA?nguez, El Lindo JuliA?n.
La circunstancia, de confirmarse, incentiva el debate sobre la influencia excesiva que se le atribuye a los medios de comunicaciA?n.

La violenta denuncia contra AnA?bal sirviA? para consolidar, en definitiva, el voto mA?s duro a su favor. Y para cumplir con la voluntad explA?cita de Cambiemos. Indica que lo prefieren de adversario a AnA?bal, y no a JuliA?n.

Pero AnA?bal, hasta aquA?, se impone no sA?lo sobre JuliA?n. En especial se impone sobre el periodismo que lo demonizA?, hasta convertirlo en otro a??cajA?n de Herminioa??. Incluido el Portal, que le recomendA? dar un paso al costado.

AnA?bal es en adelante un problema, tal vez el mayor, para Daniel. Ya que el a??Anibalicidioa?? (cliquear) es el tema vigente, el mA?s explotable, hasta el 25 de octubre.

Comentarios

comentarios

Baires Ciudad 2012 - 2013. Todos los derechos reservados. Contacto: redaccion@bairesciudad.com.ar